Tecnología y eficiencia para modernizar la extracción de gases en los buques.

La Organización Marítima Internacional fijó un nuevo límite mundial de contenido de azufre en las emisiones de los buques, lo que aseguran que supondrá un descenso de más del 70% en los vertidos de óxidos de azufre a la atmósfera, lo que afecta directamente a la salud del planeta. Este nuevo límite se implantó a nivel global este 1 de enero de 2020 y obliga a las tripulaciones a reducir sus emisiones de SOx desde los 3,5% masa/masa hasta los 0,5% masa/masa.

 Pero, ¿Cómo pretenden los buques más contaminantes ser más respetuosos con el medio ambiente?

Tuvimos la oportunidad de entrar en un buque petrolero la semana pasada, donde realizamos una labor de mantenimiento de la mano de Ingesis Automatización sobre el nuevo FC-202 en uno de los motores del sistema de barrido de sulfuros que están implementando en muchas de estas naves marítimas para reducir sus emisiones. A este tipo de sistema se le suele denominar ‘scrubber systems’.

¿Cómo logran estos sistemas acatar la nueva normativa de la OMI?

El ‘Scrubber’ es un ‘sencillo’ sistema que lo que realiza básicamente es retirar en gran cantidad el dióxido de azufre (SO2) que la embarcación expulsa por su tubería de escape, esto lo realiza mezclando agua en esta misma tubería. El agua es obtenida del mar y propulsada mediante bombas a gran presión para pulverizarla en el interior de la tubería de escape.

En las embarcaciones es crucial ahorrar energía, y para conseguir la mayor eficiencia en estos procesos, se optó por la instalación del nuevo FC-202 Aqua Drive de Danfoss. Este variador permite que la embarcación ahorre más de un 30% en energía directamente controlando las curvas y consumos de las bombas eléctricas, y haciendo que el proceso trabaje en su mayor eficiencia y estado óptimo.

Analizando estos procesos, se diferencian principalmente dos sistemas, el de lazo cerrado o el de lazo abierto. La principal diferencia, es que el agua contaminada por los sulfuros barridos se trata y limpia antes de devolverla al mar, para que sea menos alcalina, esto ocurre en los sistemas de lazo cerrado.